Distancia 3,5 kilómetros. Tiempo aproximado: una hora. En Olvan podemos dar un paseo por sus calles estrechas y antiguas, comprar unos buenos embutidos en Cal Villegas, visitar la Iglesia Parroquial de Santa Maria y también detenernos a comer en un restaurante, donde encontraremos un menú que seguro que se adapta a nuestros gustos. Después podemos volver caminando tranquilamente hacia Collcervera.

Hemos de salir en dirección a La Pera y, casi hasta la vista de la cuesta de las Cinc Alzines, seguimos la Ruta 4. Como hemos dicho, unos 50 metros antes de que la carretera se dirija a las Cinc Alzines, giramos a la izquierda y un pequeño rótulo (Variant Ocata) nos indica la dirección del pueblo de Olvan. A continuación pasamos por una valla para el ganado y seguimos la carretera en dirección a poniente. Pasamos cerca de unos campos de cultivo y llegamos a un antiguo campamento juvenil, ya cerca del cauce que cruzamos por un puente de peatones al lado del cobertizo.

El cauce que cruzamos, llamado La Riba, es la que suministra agua al municipio de Olvan. Tiene la toma de aguas cerca de la carretera que va a Gironella, antes de pasar el puente, en el lugar donde está la Font del Rull. Mucha gente recoge agua para beber.

Seguimos y otros pequeños rótulos de información para ciclistas nos indican la ruta de la Quart, que es la que tenemos que seguir aproximadamente un cuarto de hora para llegar a nuestro destino. Pasamos entre campos de cultivo y subiendo un poco llegamos a una loma donde podremos reposar un poco y contemplar las casas del pueblo que se nos presenta como en una postal.